"PERO QUE VIVAN LOS OLDIES: NOCHE DE LA NOSTALGIA"

"PERO QUE VIVAN LOS OLDIES: NOCHE DE LA NOSTALGIA"

Por Kevin Dirienso Poter -  @kevindpoter

Desde el preciso instante en que puse un pie en Uruguay, me visualice viviendo la noche de la nostalgia. ¿Por qué?, no lo sabía hasta que me dediqué como se debe, a saber cuál es el motivo de esta celebración y porque es tan popular.

Siempre fui más grande de lo que mi DNI dice. Desde siempre me siento así, haber sido padre casi adolecente y asumir responsabilidades a corta edad, me hicieron vivir a un ritmo que no era el que mi edad marcaba. Esto fue así desde que soy consciente. Generalmente escuchaba música que mi alrededor no, por ser antigua o por no coincidir con la real moda del momento. Nunca me importo, al contrario, yo era el “loquito” del discman, cuando todos iban por el mp3 y aún sigo escuchado los discos enteros, no me van demasiado los singles de los singles, de los singles.

Llegue a Uruguay sabiendo que hay una noche del año que es especial y que se respeta y celebra arrajatabla. No importa edad, género, cuadro de futbol, religión o partido político, la noche de la nostalgia une y reúne a los viejitos piolas, con los jóvenes fervorosos. A los carboneros, con los bolsilludos y a los frente-amplistas con los colorados o los blancos (sí, un quilombo). La música siempre une y eso es lo mágico, pero Uruguay, el país que me adoptó, le dedica una noche a eso que siento tan mío, la música oldie.

Me propuse a investigar de donde viene y porque la noche del 24 de agosto, previa al feriado del 25 se llama “noche de la nostalgia” y cuál es el motivo de celebrarla escuchando música de los 60, 70, 80 y 90. Desde el vamos y para quienes no saben, el 25 de agosto se celebra la declaración de la Independencia uruguaya, pero como surge la noche previa y porque es tan popular.

Lejos de lo que creía, esta celebración no es “oficial”, es decir que no es un feriado patrio, ni algo que se haya propuesto desde las autoridades gobernantes, sino que es una fiesta popular, emergida desde el epicentro mismo de la población y fomentada desde un programa de radio. Sí, leíste bien. Si nos interpelarán el periodismo y los medios de comunicación, que la fiesta popular más grande a nivel nacional, llamada “noche de la nostalgia” surgió desde un medio de comunicación. Increíble.

Pareciera una celebración ancestral pero no, la noche de la nostalgia surge un 24 de agosto de 1978, cuando desde CX-32 Radiomundo organizaron una fiesta dedicada a los old music hits, haciendo la misma una fiesta tématica y para bailar esos hits de todos los tiempos. Desde ese día, todos los 24 de agosto, la fiesta se organiza y con el nombre “noche de la nostalgia” ha ido perdurando en el tiempo y pasando de generación en generación, con la excusa de bailar esos oldies que todos sabemos. En un principio se bailaban hits de los 60, pero a medida que el tiempo transcurría se iban agregando los más contemporáneos, llegando al día de la fecha a escucharse música de los 70, 80 y 90. Lo lindo de esta fecha es que el combo completo de la ecuación viene de la mano con los disfraces, por lo que es muy común, ver gente caminando por la calle como Elvis, Mick Jagger, de algunx de lxs ABBA, etc. Una muy linda excusa para disfrutar en familia.

Con el correr de los años, la celebración cobró popularidad y en todo el país se fueron reproduciendo distintas fiestas dedicadas a recordar la “música de antes”. Así fue como varios empresarios del sector entretenimiento junto a amigos y familiares empezaron a reproducir la fiesta original por otros lados y rápidamente la aceptación fue tal que nacieron fiestas para distintos tipos de públicos, con un amplio margen de precios y formatos.

Se podría decir con total seguridad que la noche de la nostalgia se ha convertido en un muy rentable negocio, ya que la misma le brinda trabajo a distintos rubros, que aprovechan la celebración. Restaurantes, discotecas, dj´s, puestos de ferias, carritos callejeros, etc, se involucran para hacer de la noche, una verdadera fiesta.

Mientras suena The Cure de fondo, yo sigo tipeando e investigando sobre esos datos de relevancia que tiene una noche única que se celebra únicamente en este país chiquito de América del Sur. Y que es tan chiquito como rico en cultura, paisajes y amor por la tierra.

Es tal la importancia que ha cobrado con el correr de los años esta noche especial que según datos de diversas encuestadoras locales, la noche de la nostalgia se ha convertido en uno de los eventos culturales más importantes del país, siendo superado en movimiento únicamente por la Navidad.

Otro dato importante a saber es que la misma se celebra en todo Uruguay y en cada Departamento (Provincia) varía en temáticas, pero donde en cada lugar podemos encontrar entre 15 y 30 fiestas privadas con la temática de la noche de la Nostalgia.

A modo personal de ver las cosas, mientras escribo sigo pensando que, pese a no haber vivido nunca esta noche de este lado del charco, la siento propia, como si siempre la hubiese festejado. Según el diccionario, “nostalgia” es el sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la perdida de alguien o de algo muy querido” y casi sin querer me pongo a pensar en lo que he dejado atrás, para estar hoy acá, en el patio de casa, al sol, escuchando esos oldies, escribiendo sobre mi primera “noche de la nostalgia”.